CON UN ENEMIGO METIDO EN LA CASA

Desde que el hombre ha domesticado al perro, y estamos hablando de hace aproximadamente unos 12.000 años, se ha entablado una muy estrecha e interminable relación de amistad entre ellos. 

Por cientos de siglos, ambos se han prodigado cariño, respeto y una constante ayuda recíproca. Incluso existen miles de anécdotas, alrededor del mundo, que revelan el gran amor que se profesan perros hacia los humanos y viceversa. 

Muchas películas nos narran algunas de las cualidades más destacadas que poseen los canes. Una de las cintas que más tocan la sensibilidad humana es “Siempre a tu lado. Hachiko” protagonizada por Richard Gere, basada en un hecho real, donde narra la lealtad, hacia su amo, de un perro japonés de raza Akita, llamado Hachiko. 
El perro acompaña al profesor Parker cada mañana, hasta la estación de tren y luego espera que este regrese cada tarde, para retornar a la casa. 
Pero aquella rutina es quebrada cuando el profesor muere, a causa de un repentino ataque cardíaco, por lo que ya no regresa a casa. 
El fiel perro lo espera, en una plazoleta frente a la estación de tren, durante nueve años, sin que nadie pudiera moverlo de allí, hasta que finalmente muere de viejo. 
Hoy en día, en dicho lugar (Tokio) existe una estatua de Hachiko, que simboliza el verdadero amor y la fidelidad del perro hacia el hombre. 
Esta no la única ni ultima anécdota que podrán escuchar sobre las hazañas de perros. El famoso San Bernardo suizo, siempre auxiliando a gente atrapada en la nieve. 
El Labrador que se destaca por ser un excelente lazarillo para ciegos. Los Dálmatas célebres por seguir el rastro del humo de un incendio, por eso eran las mascotas de los bomberos de EEUU, a principios del siglo pasado. 
Siempre es bien apreciado un buen perro pastor, ya que las ovejas demandan gran trabajo, para ello se puede elegir entre el Pastor Belga, el Komondor húngaro, el escocés Collie y todas sus variedades, el pequeño pastor Shetland o el característico Bouvier australiano.
Los perros de caza, como los Setter irlandeses, los Pointer y Beagle ingleses o los Braco españoles, entre los más populares. 
Nadie puede olvidarse de la perra soviética Laika, quien el 3 de noviembre de 1957, se convirtió en el primer ser vivo terrestre en orbitar a la Tierra y sobrevivir al lanzamiento. Este hecho colocó a la Unión Soviética al frente de la llamada “carrera espacial”. 
Es considerada como una verdadera mártir de la ciencia ya que alcanzó a sobrevivir entre cinco a siete horas luego de la partida. Esto fue por el estrés sufrido y el calor dentro de la sonda, que no estaba diseñada originalmente para llevar a un ser vivo en su interior. 
Es tanto el cariño que el ser humano tiene hacia el perro que incluso lo ha colocado como un ícono en cada momento de su vida y lo recuerda constantemente. 
Es así que lo transporta a las historietas o al cine como para perpetuarlo e incluso lo humaniza. Como el caso de Pluto de Disney que ha divertido a varias generaciones en el transcurso de sus 60 años de vida. 
Scooby Doo, el miedoso Gran Danés cazador de fantasmas. El simpático Snoopy, la tierna Lassie, el intrépido y valiente Rin tin tin, el sagaz y detectivesco Rex, o Frank, el gracioso perro de “Los Hombres de Negro”. 
Ellos nos han divertido y lo seguirán haciendo por siempre. De la misma manera que los animales de carne y hueso, protagonizan numerosas hazañas, que ocurren todos los días y en cualquier punto del globo terráqueo. 
Ahora bien, existe una agria polémica en todo el mundo, entre los que dicen que no hay perros potencialmente peligrosos y los que se oponen férreamente a su tenencia en un domicilio particular. 
Aún en Paraguay no existe una legislación completa sobre el tema, ya que la tenencia de los llamados perros bravos es bastante reciente. Sin embargo ya ocurrieron varios casos que los involucran en severos ataques a dueños y extraños. 
Existen varios puntos que el potencial comprador nunca evalúa todos los puntos en contra, a la hora de comprar o adoptar una mascota. Y eso es debido al brillante encandilamiento que se produce con solo ver al adorable perrito. 
Todos los perros de gran alzada, por mas lindos e imponentes que sean, tienen ciertos atributos físicos como: agresividad en el ataque y defensa, resistencia al dolor, junto con una gran tenacidad. 
Añadir leyenda
Estas razas son el fruto de varios cruces, con el fin de obtener perros para distintos propósitos como pelea, defensa, ataque, custodia y vigilancia. Sea cualquier perro que uno lleve a su casa, también se debe considerar que por su gran tamaño, no solo se debe tener un buen presupuesto para ellos. 
Eso es porque con darle las sobras de nuestro almuerzo o cena no basta para nutrirlos, sino dotarlos con abundante comida balanceada y sus correspondientes suplementos vitamínicos. 
Se debe contar con el suficiente espacio como para que hagan sus ejercicios diarios, hasta agotar totalmente sus energías. Eso evitará que el animal se estrese y ataque sin ninguna razón. 
El problema más grande que se tiene con estos animales, es que no todos sus dueños están capacitados para moldear el carácter de ellos. Muchos creen que con enseñarles a ser agresivos con los extraños, ya es un entrenamiento suficiente y adecuado. 
Sin embargo, esto de ninguna manera es totalmente así, ya que el perro identificará en seguida a cualquiera de los estímulos que provocan su belicosidad y dependiendo del momento, de su humor y hasta de su enseñanza es posible que ataque. 
Hay una famosa lista de los 10 perros más peligrosos que circula por Internet y ellos tienen bien ganada su fama. 
El animal, por más que lo hayamos criado con el biberón nunca deja de ser un animal y punto. Existe una fina línea que separa a un perro manso y leal, de un enemigo pronto a destrozarnos. Acometiendo contra el dueño, sus hijos, vecinos, otros perros o cualquier cosa que se mueva. 
Si usted va a llevar a su casa algún perro de cualquiera de estas razas, asesórese con quien realmente sepa de ellos, afín de evitar dramas innecesarios. Se sugiere que se los utilice para guardia en galpones, depósitos o grandes espacios, abiertos, fuera de los domicilios particulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *