DE PRÍNCIPE A SAPO

De esa nebulosa vida llevada hasta asumir el cargo de Ministro de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN), pude extraer algunos datos, de fuentes no confiables, como él mismo. Y encontré que justamente Camilo proviene de una familia de clase media alta, con lo que se asemeja mucho a su ídolo, el “Che” Guevara. 

 

Mientras estudiaba en 1994, en el Colegio Experimental Paraguay-Brasil (CEPB), creó el Frente Estudiantil Secundario (FES), que consiguió, tras dura lucha, el boleto estudiantil. En los ‘90 se volvió un fanático admirador del “Che” Guevara, teniéndolo como un modelo a seguir. A Camilo se lo puede catalogar de muchas cosas, pero nunca de tonto, por ese motivo, se hizo “revolucionario”.

 

Se dio cuenta que abrazando la causa socialista había un excelente filón que explotar, que podría dejar algún que otro dinerillo y hasta divertirse. Luego recibió invitaciones para viajar a Cuba, Rusia, Venezuela y otros países, siempre imbuido en los sesudos pensamientos de Buzgalin, Dieterich Steffan y Noam Chomsky.

 

En los estatutos del Partido Patria Libre, figura entre los 122 fundadores. Soares se encuentra en el puesto 86, y la concejala municipal asuncena del P-Mas, Rocío Casco en el 87. El primero de la lista, es el prófugo Anuncio Martí. El número dos, Osmar Feliciano Martínez, quien cumple una condena de 35 años, por el secuestro y asesinato de Cecilia, hija del ex presidente Raúl Cubas.  

 

El último líder de Patria Libre, Juan Arrom, es acusado junto con Martí, de  ser  el cabecilla del secuestro de María Edith de Debernardi, quien curiosamente no figura en ese listado. Lo llamativo del caso, es que si Patria Libre, estuvo vinculada a varios secuestros, ¿cómo Camilo jamás fue investigado, por ese motivo? Eso mismo se lo preguntan sus ex camaradas de PPL, refugiados en el exterior o detenidos en las cárceles de Paraguay, generando gran desconfianza y suspicacia entre todos ellos. Durante el tiempo que ha ejercido el cargo, en ningún momento demostró tener idoneidad ni capacidad alguna para ocuparlo. Sus permanentes errores más parecidos a los “bloopers” televisivos, tanto en su vida pública como privada. Hasta la fecha, su gestión se ha caracterizado como muy pobre. Haciendo un pequeño balance de  los principales hechos que lo han marcado, tenemos:

 

1.- Empezó con el pie izquierdo su labor, cuando apenas asumido el cargo, se opuso al Rally del Chaco, edición 2.008. Tras presionar, logra declarar  emergencia ambiental a toda la Región Occidental del país. Se encaprichó en suspenderla y declara por los medios que es una  “diversión de hijitos de ricachones”. Tras varias marchas y contramarchas, y con dos semanas de diferencia, los autos volvieron a las rutas, mientras Camilo se mordía los codos. Había perdido la primera pulseada con “los poderosos”.

 

3.- En un confuso episodio, hasta ahora no aclarado, Camilo, protagonizó un espectacular accidente rutero a la altura Filadelfia, Chaco. Sus acompañantes (3) resultaron con golpes múltiples y muerto su chofer,  el Tte de Infantería Joel Arnaldo Giménez Moreno (31). Según su viuda, fue un viaje de proselitismo y no oficial, como se informó a la prensa. Jamás hubo explicaciones de por qué un militar era chofer de un ministro civil, ni respuestas satisfactorias a su viuda, de 8 meses de embarazo, al momento del vuelco.

 

4.- Los famosos 50 mil dólares americanos recibidos de las propias manos de la embajadora de EEUU en Paraguay, Liliana Ayalde, para ayudar a nuestros indígenas que se están muriendo de hambre en el Chaco Paraguayo, tuvo un fuerte impacto en él, ya que tenía en frente a la representante oficial de su máximo enemigo, por lo que tuvo que morderse la lengua antes de decir un disparate.

 

Es el “ñembo” zurdo que como China, también ha terminado por sacarse la careta y vender Coca-Cola y hamburguesas McDonald’s. Es un hombre público que será juzgado por no comportarse a la altura de lo que se esperaba de él. Por desgracia para nosotros, era un arrogante príncipe que se transformó, por su propia culpa, en un pobre sapo.  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor responda lo siguiente: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.