EL ALTO PRECIO DE LA HONESTIDAD

Uno de los secretos mejor guardados en estos últimos años en nuestro país, fue la lista de los nuevos ministros del flamante presidente paraguayo en ejercicio, Horacio Cartes. Esta ha provocado cierto prurito anal, en toda la clase política nativa, especialmente dentro de su propio partido, la Asociación Nacional Republicana. 

En esta lista, insólitamente no aparecen los nombres de ningún político conocido, en especial de aquellos tantas veces reciclados que al final terminaron muertos políticamente. Pero como en las películas de terror de Hollywood, se levantan de sus tumbas y vuelven para asustar desde los nuevos cargos conseguidos a través de su persistencia, para no quedar olvidados por su forzoso y ostracismo, seguramente ganado por sus torpes acciones. 
Parecería que fuera un verdadero pecado poner a un técnico, que por casualidad se ha preparado toda la vida, generalmente con mucho sacrificio y miles de horas de pestañas quemadas. Estos son menos corruptos y entienden más de lo que se debe hacer que un político “seccionalero”. Claro con esto se busca pagar alguna vieja cuenta de cupo impuesta por el partido. 
Por lo tanto, en la primera demostración de fuerza, como presidente en ejercicio, ha demostrado cierta valentía conservando el marcador de Cartes 1 – Badulaques 0. 
Según las declaraciones de Miguel Abdón Saguier, quien vive amargado porque ahora nadie le escucha, dice que es muy malo, porque el político está acostumbrado a soportar presiones, mientras que los técnicos enseguida se derrumban. 
Es evidente que a unos cuantos engendros, camuflados dentro del mismo Partido Colorado no les gusta las cosas bien hechas y de alguna manera van a intentar entorpecer las acciones de este gobierno. 
La transparencia es óptima para la mayoría de los paraguayos, pero no para un reducido grupo contestatario al cual esto pondría fin a una elite de intocables y que se encuentra incluso por encima de la Ley. 
Llama mucho la atención que solo fueran algunos políticos y operadores colorados los que casi sin disimulo, hicieron sentir su total desagrado, con los primeros nombramientos. Porque en los demás partidos, movimientos y agrupaciones reinó el completo silencio, solo esperando algún tiempo de gestión para recién comenzar a opinar. 
El presidente Cartes fue muy conciso, bastante claro y sumamente alentador. Sin embargo las bases coloradas demasiado acostumbradas a las prebendas y “soquetes” del Estado quedaron con un enorme abrojo atragantado en la garganta. 
Por lo que ahora solo masticaran temporariamente su rabia, mientras siguen revoloteando sobre Mburicharoga, esperando al primer tropezón que Horacio cometa para echárselo en cara. 
El largo ayuno sufrido durante los últimos 5 años, sin tocar nada que no sea suyo, los ha puesto nerviosos, ya que esperaban que siguiera funcionando el “gatopardismo”, sin embargo para sorpresa general, el presidente Cartes pretende un gobierno “anti zoquete” como un primer paso hacia un país más creíble. Pero los colorados no son el único problema que deberá afrontar el presidente 
Un segundo enemigo no menos molesto que el anterior lo constituye el tristemente conocido Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) quienes desafiando al nuevo gobierno lanzaron su provocador mensaje de “pe ñanimáro, peju (que sería en castellano algo así como: si se animan, vengan)”. Dicho en la tarde-noche del sábado 17 de agosto, apenas dos días después de la asunción al mando. 
En ese día mató a cinco personas e hirió a un agente policial. El mensaje fue demasiado claro. El EPP hace lo que se les da las ganas en la zona norte del país y pese a que estos guerrilleros son un reducido grupo de asesinos sin ideología alguna, nunca se los pudo eliminar definitivamente a este grupo.
Ya desde el gobierno de Nicanor vienen asolando a sojeros y ganaderos con acciones que van desde las simples amenazas hasta el secuestro y muerte del rehén. Como en el caso de Cecilia Cubas o Luis Lindstron. 
Este grupo está dedicado a crear solamente zozobra, sin un objetivo político claro, disfrazados dentro de una ideología pseudo izquierdista, que ama diabólicamente la muerte y la destrucción por sí misma. 
Este reciente y sangriento hecho debería marcar el inicio de una lucha sin cuartel contra este grupo armado, que está haciendo una buena alianza con los narcotraficantes. Protección a los cultivos a cambio de armas y equipos de alta tecnología. 
Por lo tanto ya es hora que desde el gobierno no escatime esfuerzo, pero en serio, no como las inútiles parodias que hace años viene realizando nuestras fuerzas de seguridad. 
Otra cáscara de banana para nuestro presidente será sin lugar a dudas como se resolverá el misterio de nuestra permanencia o salida del Mercosur. No hay que olvidarse que Paraguay fue suspendido en sus funciones de socio activo en dicho bloque por confundir un juicio político con un golpe parlamentario. 
Sin embargo en el medio entra Venezuela por la ventana cometiendo una falta mucho más grave, ya que Maduro se negó a dar un segundo conteo lo que se tornó demasiado sospechoso. 
Quizás una pista del desenlace de esta historia fue cuando se dirigió a las presidentes de Brasil y Argentina durante el acto de asunción y les mencionó que nuestro país prefiere trabajar en unas muy buenas relaciones bilaterales con ambos vecinos, para sortear los puntos en los que no hay acuerdo. Esto demuestra nuestra capacidad para la toma de decisiones autónomas e independientes del bloque.
En todos los años de funcionamiento del Mercosur, jamás nuestro país pudo saborear las mieles del desarrollo. 
Nunca nos llegó ni por casualidad el despegue económico que tanto esperábamos a través de este bloque comercial. Sin embargo las posibilidades son infinitas y veremos como esta apasionante novela continua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *