EL ORO VERDE DE PARAGUAY

La producción de la Cannabis sativa, más conocida vulgarmente con el nombre de marihuana, es en Paraguay, un problema mucho más grave de lo que se cree y los números que se manejan no son verdaderamente los reales. Existe, desde México hasta Tierra del Fuego, un supuesto combate a la marihuana, al menos como “marketing”, pero en realidad, lo único que se ha logrado, hasta ahora, fue justificar una impresionante cantidad de gastos y que algunos oscuros funcionarios gubernamentales siguieran empotrados, en ciertos puestos claves, para seguir protegiendo a este cultivo.Esta calamidad social ha nacido como consecuencia de la desprotección que el campesino paraguayo ha sufrido a través de toda su historia. Nunca se lo ayudó a estructurar una línea de distribución donde no hubiera terceros codiciosos. Nunca se propició desde el Estado, una política de desarrollo rural, o una mínima infraestructura para hacerle las cosas más sencillas.

 

Actualmente se sufre el angustiante empobrecimiento del pequeño productor, que nunca aceptó “cooperativizarse”, por lo que la necesidad, la desesperación y la miseria lo llevaron directo hacia las garras mismas de la mafia de la marihuana paraguaya. O sea que los mismos que los acusan de invadir propiedades privadas son los mismos que los han empujado a meterse en la mismísimas boca del lobo.

 



La conexión EPP-Marihuana-FARC es muy clara y prácticamente es  un calco. Sembrar el miedo solo ha servido para que toda la población, incluso los mismos campesinos los rechacen. Nadie quiere la violencia de Colombia como tampoco ser el segundo exportador y productor mundial de la hierba maldita. Lugo que se acerca a casi la mitad de su mandato y que se declaraba el abanderado de los campesinos, hasta ahora solo se ha burlado de ellos descaradamente, al usarlos con fines electoralistas.

En Colombia 16 de los 23 departamentos están tomados por los traficantes disfrazados de guerrilleros. En Paraguay solo 4 departamentos y eso es poco para la avidez de un comercio que crece a pasos agigantados. Brasil no abastece por lo que, los traficantes piensan incrementar su comercio. De 2 a 2,5 dólares por kilo cosechado y de óptima calidad, es una cifra demasiado tentadora para aquellas comunidades aisladas y muy miserablemente pobres.

 

Un pensamiento en “EL ORO VERDE DE PARAGUAY”

  1. Lugo que se declaraba el abanderado de los campesinos, hasta ahora solo se ha burlado de ellos descaradamente, al usarlos con fines electoralistas. Estoy de acuerdo. Lugo es una crápula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *