Hacia donde vamos?

Debo admitir que en un comienzo estuve contento con la elección de Fernando Lugo rompiendo con décadas de gobiernos corruptos. Luego termine decepcionado con sus acciones posteriores y su alineación al chavismo. Además de no cumplir con promesas de gobierno, creo que no supo manejar las relaciones con la oposición.

Pero díganme una cosa, este “parlamento” que tenemos, aun amparándose en la Constitución y las leyes, ¿tiene acaso la estatura moral para hacer lo que hizo?, este parlamento que tiene entre sus integrantes gente que ha violado la Constitución y lo ha confesado,¿ puede jactarse ahora de hacer cumplir la constitución a rajatabla?, este parlamento que si el pueblo no se movilizaba estuvo a punto de financiar la campaña electoral de sus integrantes “regalando” dinero al TSJE,¿ puede reclamarle mal desempeño en sus funciones a Fernando Lugo?, este parlamento que se escudará una vez mas detrás de las listas sábanas para seguir en sus puestos, ¿puede acaso tirar la primera piedra?.

La caradurez y el cinismo no tienen nombre, y lo lamento por un partido centenario y tradicional como el partido Liberal, que ha tenido a grandes patriotas en sus filas, gente como Eligio Ayala, José Félix Estigarribia, Eusebio Ayala, pues serán eternos segundones con estos “líderes de gua’u” que tienen ahora, ya que para volver al poder no pueden hacerlo de otra forma que no sea por la puerta trasera.

Este parlamento, que no representa a nadie más que a sus bolsillos e intereses particulares y que ahora se las da de muy democrático no es más honesto ni probo que Fernando Lugo a quien han juzgado sin brindarle el tiempo necesario para su defensa, derecho que se le otorga en cualquier parte del mundo aun al criminal más perverso.

Repito de nuevo, Fernando Lugo no es santo de mi devoción, pero estos parlamentarios son apenas una triste y desdibujada imagen de lo que pretenden ser.

Me pregunto, ¿quien destituye a los congresistas cuando cometen mal desempeño en sus funciones? y no solo en cinco puntos como lo acusaron a Lugo. ¿Está acaso el Paraguay en una especie de dictadura parlamentaria?

Acabo de leer un comentario en Facebook que decía, “me asusta tanta felicidad de los diputados y senadores”. Hago mías estas palabras ya que de estos personajes se puede esperar cualquier cosa.

Yo solo espero que el Paraguay pueda despertar de su letargo y que en las próximas elecciones elija a alguien que realmente se juegue por su patria y su pueblo, y que el congreso sea realmente una institución de hombres probos y comprometidos con sus representados.

Tal vez sea mucho pedir, soy consciente de eso, pero es lo que deseo y anhelo para nuestra querida patria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor responda lo siguiente: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.