Los honorabilisimos 23 del Congreso

Los 50 de Fukushima

Esquivando los escombros, un vehículo atravesó la verja que da entrada a la central. “Ni siquiera podíamos ver por donde caminábamos, pero empezamos a trabajar para arreglar los reactores, conscientes de que podría costarnos la vida”. Quien habla es Michiko Otsuki, una operaria de la planta que fue evacuada el lunes pasado y que ahora actualiza un blog en Internet donde da cuenta del sacrificio de sus compañeros.
“Luchando contra el cansancio y con el estómago vacío, nos esforzábamos por volver al trabajo. Muchos no han contactado con sus familiares todavía, pero están trabajando duro (…) y no van a salir corriendo”.
 
Conocidos como “los 50 de Fukushima”porque trabajan por turnos y en grupos de 50, se han convertido en héroes reverenciados por la sociedad japonesa.
El riesgo a contraer un cáncer no es el único de los peligros: aunque oficialmente no se han dado datos, se ha hablado de 5 muertos, 22 heridos e incluso dos “desaparecidos” a causa de las explosiones y accidentes.
 
“Mi padre se fue a la planta nuclear. Nunca había oído a mi madre llorar tanto. Pero nunca había estado tan orgullosa de él.
Por favor papá, vuelve vivo”, explicó la hija de otro en un mensaje por Internet, comentando que su padre, ya retirado, había decidido arriesgar su vida para salvar la reputación de la empresa y la gente de su pueblo. Acepto mi destino como una condena a muerte, fue lo que dijo al despedirse de su familia.

Son el orgullo de todo un país, muchos los consideran Mártires, otros héroes. Así se habla en Japón de los operarios que, en lo peor de la crisis, se adentraron en la planta de Fukushima y controlaron el caos.
 

Los honorabilisimos 23 del Congreso (*)
 
Desafiando toda lógica y sentido comun, traicionando al mandato legado por su pueblo, desprestigiando aun mas la  politica paraguaya y por sobre todo encubriendo un gesto que debia ser reprimido.
 
Conocidos como los  honorabilisimos 23 del Congreso, estos personajes elegidos por el pueblo para representarlos y defender sus intereses,  se prestaron a un juego maléfico, defendiendo lo indefendible. 
 
No traicionaron a sus familias, traicionaron a esa pobre Señora que dia a dia se levanta a las 03h00 de la madrugada para ir a vender sus productos al mercado, traicionaron a ese Canillita, que con frio, calor, lluvia, recorre las calles del Paraguay para ganarse honestamente el pan de cada dia; traicionaron a esa gente enferma que no tiene medicamentos en los hospitales publicos, traicionaron a ese paraguayo que esta esperando un transplante de corazon. En sintesis :Traicionaron a su pais.
 
El pueblo paraguayo se despertó, se cansó de tanta hypocresia y maldad. A partir de hoy termino el paraguayito, de hoy en mas se dira el paraguayote, porque la sociedad se puso los pantalones largos y se hizo sentir.
Estos horonabilismos 23 del Congreso ndaijavei entre la sociedad paraguaya, y asi tiene que seguir, para que sus sucesores piensen bien antes de actuar contra los intereses de su pueblo, al final de cuentas ellos son empleados de todos los paraguayos, el pueblo paraguayo es su patron y el pueblo paraguayo debe exigir respeto.
 
Este dinero que hoy se malgasta en Paraguay va afectar las generaciones futuras de paraguayos que todavia no nacieron, los hijos de tus hijos, tus nietos, tus sobrinos. Estamos condenando a la pobreza a varias   generaciónes  futuras.
 
No me queda mas que aplaudir al pueblo paraguayo, que con coraje y valentia se hace sentir, espero que esto no sea pasajero, no te olvides, esta en juego el futuro de los que portaran tu apellido, ademas es hora que pares de empobrecerle a tus descendientes, vos me entendes, verdad?
 
* .honorabilisimo (click here)
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor responda lo siguiente: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.