Melki: Un embajador cultural en Montreal

Melki

“A veces me preguntan porqué abandoné mi país,  a lo que siempre respondo: No, es mi país el que me abandonó primero”, dice Melquiades Melgarejo, humorista gráfico conocido como Melki. Actualmente, él vive en Montreal, Canadá, dónde está teniendo visibilidad como humorista en periódicos como Quartier Libre y L’Intérêt. En esta entrevista a Ápe Paraguay, responde que piensa venir de vacaciones al país porque tiene su gente en Concepción y que si la educación mejora, y la corrupción termina, volverá para quedarse. El Paraguay es un país que expulsa a su población. En algunos casos, la migración es una opción cuando se trata de estudios; para otros, la migración es una situación forzada.

-Melki, dicen que los artistas suelen ser los mejores embajadores de su cultura. ¿Te considerás un embajador del Paraguay?

– Por supuesto que sí;  partiendo de que soy autodidacta y nací y crecí en Paraguay y en mi expresión figurativa siempre se hallarán elementos muy propios de nuestra cultura, a nivel del humor, líneas, etc. Es lindo sentir eso pero a la vez también es una gran responsabilidad demostrar capacidad ya que somos los primeros paraguayos en venir a estas tierras. Hay que hacer buena letra.

 

-¿Qué hacés actualmente? Vimos en internet unas publicaciones de tus chistes?

-Actualmente sigo publicando diariamente en el Popular: www.diariopopular.com.py y también para dos periódicos en francés de la Université de Montréal: Quartier Libre y L’Intérêt. Es una experiencia fascinante ir haciendo camino acá.

 

-Es diferente el humor paraguayo del humor canadiense? ¿Por qué?

-No, no creo. Hay cosas diferentes pero no muchas. La diferencia está en los idiomas nomás. Ellos hacen sus chistes en francés y nosotros en guaraní o jopara. Valoran mucho que hablemos una lengua amerindien como dicen acá.

Particularmente creo que hay como una matriz del humor universal. Se trata de saber interpretar eso y graficarlo. Y la aceptación de mis trabajos en esos periódicos de los cuáles te hablé creo que lo evidencia. No conozco el resto de este enorme país del norte pero creo que esta cultura de Québec  francófona es más alegre que el resto de Canadá anglófona.

 

-Cuando uno cruza las fronteras…su conocimiento, su arte, su oficio suele ser su herramienta para adaptarse, ¿lograste adaptarte?

-Ahora un poco más. Me aceptaron como miembro profesional de la Asociación de Ilustradores e Ilustradoras de Québec, por ejemplo.  Acá trabajan en forma muy específica, se busca caracterizar al artista por su estilo mientras que en Paraguay hay que hacer varios estilos gráficos  para sobrevivir al medio.

Pero profesionalmente se empieza de cero, a ellos les interesa la experiencia que hayas hecho acá. Es volver a nacer… y ese es el mayor desafío pero la paciencia tiene su recompensa.

 

-¿Si pudiéramos encontrar 5 diferencias fundamentales entre vivir en Canadá y vivir en Paraguay?

-A veces me preguntan porqué abandoné mi país a lo que siempre respondo: No, es mi país el que me abandonó primero.

Hay más cosas pero te cito las 5 cosas que aquí se encuentra y en Paraguay no: Sensación de tranquilidad al caminar por las calles no importando la hora, la Cobertura en Salud(acá critican la lentitud del sistema de salud …eso porque no conocen el de mi país), Sistema Judicial Confiable (si demandás a poderosos podés llegar a ganar), Posibilidades Reales de Estudiar (no importando tu nivel social hay becas y subvenciones del gobierno), Ambiente sin Corrupción (si hay, es poca y no se percibe)

Melgarejo

-Por lo general, la mayoría de las personas migran por falta de oportunidad laboral en el país, ¿cómo fue tu caso? Vos tenías un trabajo…

-Como te contaba, sigo teniendo. Mi esposa también trabajaba relativamente bien para lo que es el ingreso promedio del país. Pero pensamos en el futuro de nuestra familia, no queremos que vuelvan a pasar por lo mismo: basura en las calles, asaltos violentos, corrupción en todos los niveles…

A pesar del cambio de color en el gobierno, todavía hendy hína: tienen que solucionar Ya el problema de la inseguridad. El sistema judicial es el principal responsable pero eso no debe servir a los otros poderes para lavarse las manos.

Otra cosa positiva es que acá también uno puede crecer siempre profesionalmente, no hay un techo limitado por la falta de acceso a las nuevas tecnologías y conocimientos.

 

-¿Pensás volver al país?

-De vacaciones, sí, seguro. Ahí sigue toda nuestra familia. El interior del Paraguay es muy lindo, su gente, su comida…Si hay un poco más de educación y si se termina la corrupción, ndaipori ñande joko va´erä como país.

 

– ¿Cómo podrías resumir tu historia?

-Me llamo Melquíades Melgarejo más conocido en mi país como melki, humorista gráfico e illustrador autodidacta. Desde antes de la escuela ya dibujaba en el patio de mi casa usando la tierra como lienzo y espinas como lápiz. Publiqué en revistas del colegio y periódicos regionales de Concepción. Empecé a trabajar a los 21 años en el desaparecido Diario Noticias y en el 2003 me llamaron del diario Popular. Tengo la idea de seguir creciendo siempre.

Apasionado del fútbol (que lo juego), hincha de Guaraní en Paraguay y de Independiente en Argentina por el gran Arsenio Erico.

Tengo  la suerte de encontrar siempre en el camino a gente amiga.

De aquí a algunos años,  si no viene el fin del mundo ha ñamanomba taraveicha ojo´ári, estaré terminando la carrera en animación 3D. Y para esa profesión y fuera de bola; Montréal es el lugar correcto

Chiste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *