PARAGUAYOS Y PARAGUAYAS HACEN SENTIR SU REPUDIO

La ciudadanía paraguaya, de dentro y fuera del País, sigue resistiendose a aceptar el Gobierno de Facto de Federico Franco. Si el Juicio fue legal, legítimo o cualquier otra cosa ya no cuenta. Si Lugo merecía o no ser destituido o no, ya no es la cuestión. La cosa pasó a ser que Federico Franco no es aceptado, ni dentro ni fuera del País.
Quienes pierden con eso son las personas humildes, aquellas que no tienen acceso a internet o a un periódico actualizado, lo que también significa que no tiene como “publicar” su descontento o su aprobación.
Los mentores (al menos uno de ellos) (el más pertinaz) del “Golpe” ganaron el “derecho”, aunque torcido, de “sentarse” en el trono del poder. Un poder absolutamente minimizado por el rechazo popular e internacional, aunque eso a los caraduras les importa poco. Incluso intentan por todos los medios desconocer el alcance socio económico de las sanciones aplicadas al Paraguay, adjetivando a los lideres de los bloques latinoamericanos. Claro que si los mismos líderes latinoamericanos hubieran opinado contra Lugo, la cosa hubiera sido absolutamente distinta, incluso les habrían tratado de “héroes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *