Periodismo del futuro

En Twitter, a cada paso, aparecen menciones de cursos, seminarios, charlas, simposios, conferencias y otras menudencias sobre el “Periodismo del futuro”.

Se encargan de dar estas clases magistrales personas que probablemente se dedican al periodismo del presente pero cuyo acento está más bien puesto en temas informáticos. O sea aipo “periodistas 2.0 mba’embo”.

Deduzco, por lo que tuitean los concurrentes a estas actividades que ahí hablan del periodismo 2.0 o vaya uno a saber si no del periodismo 3.5 o del periodmo punto lo que se les ocurra en ese momento.

La realidad, por lo que sé, es que es toda una bolaterapia. Y los”expertos” en el periodismo del futuro no dejan de ser unos charlatanes a los que en el ambiente cibernético -o como cuernos se llame- califican de “vendedores de humo”.

¿Qué pìko va a saber nadie cómo va a ser el periodismo del 2020, dentro de 9 años, para no ir demasiado lejos? Salvo que los expertos sean Julio Verne o Isaac Asimov o algún pariente cercano de ellos no veo la manera de enseñar el “periodismo del futuro” y encima con su componente informático.

Si las computadoras ya son viejas a las dos semanas de uso y cada semana aparece un teléfono celular más moderno que el otro, ¿moo piko van a saber lo que se va a poder hacer con la tecnología compromeetida con la información en el futuro?

Si esta pobre gente incauta que se deslumbra y hasta paga por estas fantasías, cree que alguien del presente puede vislumbrar siquiera lo que van a ser las redes sociales de aquí a 9 años, está mal de la cabeza o le gusta que le jodan.

Primero deberían aprender a hacer periodismo en el presente, saber escribir a máquina o usar el teclado de una computadora, saber hacer como mímimo copiar-pegar o redactar sin errores ortográficos en correcto castellano o en el idioma que elijan. Deberían aprender a hablar y a escribir y, si no es mucha molestia, a pensar.

Mba’e periodismo del futuro piko van a aprender si no diferencian entre la “ll” (elle), la “y” (ye o y griega) y la “ch” (ce hache) y escriben “lla yegué”.

Mba’e periodismo del futuro piko van a ir a aprender con un chanta si no saben qué palabra va con “h” (hache) y que con “b” (be larga) o “v” (uve o v corta) y escriben “Avía una bes un voske encantado”. Esto último también por efecto del uso del lenguaje de SMS.

El Twitter llegó con fuerza al Paraguay el año pasado y a pesar de ser ya utilizado y conocido en otras partes del mundo no hubo un solo vendedor de humo que el año antepasado dictara un curso sobre el periodismo del futuro y hablara del Twitter.

Y si el Twitter nos cogió a casi todos de sorpresa en el 2010 y no hubo nadie que nos adelantara su existencia, ¿qué les hace presumir a los consumidores de humo que algún iluminado podrá enseñarles sobre el periodismo del futuro, el del 2020, insisto, para no ir muy lejos?

¿Qué diferencia hay entre los “adivinos” de ferias que te leen la mano o ven tu suerte en una bola de cristal y estos “expertos” en el periodismo del futuro? Ninguna. Son cazadores de incautos, son cazabobos, son encantadores de serpìentes, son flautistas de Hamelin que se aprovechan de nuestra nobleza.

Y así nos va.

(Aclaración: no retuitearé ninguna opinión sobre este comentario. Demasiado se enojaron conmigo algunos por haberlo hecho la vez anterior. Como no soy periodista 2.0 no sé por qué se enojaron pero prefiero vivir en mi ignorancia a ser uno más de la manada. No sé si me explico)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor responda lo siguiente: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.