Regimiento 13

Corrió mucha sangre, pero vino la victoria y el regimiento 13 salió victorioso, de ahora en mas ya puede decir la historia: Nunca acabará la raza guaraní.
(Emiliano R. Fernández, Regimiento 13 “Tujuti”)

 

1993 Nanawa, Chaco paraguayo.
 
… “Chaque oguahéma ndaje umi boli kuña, pya’eke, peike tincherape”, fue la voz que quedo gravada en la memoria de aquel soldado.  La voz de alarma salvó muchas vidas, menos la suya.

El tanque se había aproximado a unos 80 metros de la trinchera, las esquirlas de su  proyectil acabaron con la vida de aquel hombre, que había huido de la guerra, que había anhelado una mejor vida para él y su familia.

El “Ruso”, como todos lo conocían cayó herido de muerte, sus palabras finales fueron: pejukake pe alemán, refiriéndose a Hans Kundt, que había prometido tomar Nanawa en solo 6 horas.

El “Ruso” se instaló en el Chaco al terminar la 1ª guerra mundial. Lo que más le molestaba era que los indios no peleaban en la guerra contra Bolivia, siendo que eran los habitantes nativos de la zona, él sin embargo, que había inmigrado de tierras lejanas, luchó hasta la muerte por defender la tierra que le dio la oportunidad de rehacer su vida.

El alemán Kundt no murió en combate, asi como Nanawa tampoco cayó en 6 horas, sino que gracias a la valentía y el heroísmo de la garra guaraní, el soldado paraguayo logro repeler al enemigo y aquel Regimiento 13 escribió su página más gloriosa en aquella contienda chaqueña.

Fuente: Excombatiente de la guerra del Chaco, Félix Melgarejo, oriundo de San Juan Bautista,  8º departamento de Misiones.

Nanawa fue una de las batallas más decisivas  de la guerra del Chaco.

Los heroicos combatientes paraguayos libraron una batalla épica, contra un ejército boliviano que bombardeó  con la artillería y la aviación.

La batalla de Nanawa nos dio una lección de valor y heroísmo, los soldados paraguayos lucharon por un ideal, mismo si sabían que luchaban en desventaja, no solo de infraestructura bélica, sino también en lo que se refiere a la cantidad de soldados en combate.

Hoy en día, en 2013, son pocos los excombatientes en vida, sin embargo, la verdadera guerra, esa que Paraguay está por librar para defender al Chaco, llega a su Point de non-retour y los interesados en partir en combate son escasos.

No sabemos qué va pasar, lo más probable es que no se derramará ninguna gota de sangre, pero no será fácil defender el Chaco,  esta vez los yanquis no usaran a los bolivianos, serán ellos mismos los que planificaran y querrán tomar el control de la Región Occidental paraguaya.

No me pregunten cómo ni cuándo  va ocurrir, no lo sé.

Pero  algo va suceder, ténganlo por seguro.
NicMel

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Por favor responda lo siguiente: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.