Tormenta de arena

Al menos así se sintió una serie de acontecimientos que me llegaron, casi me ahogaron y de los cuales aun me estoy sacudiendo el polvo mientras me levanto intentando respirar, por tanto sepan disculparme los silencios y la falta de respuestas a los emails que me llegan; como les dije, no prometo que eso cambie a corto plazo, pero se hace lo que se puede.
Les había contado que esperaba novedades importantes. Pues bien, finalmente las recibí, y en el otoño próximo (es decir, agosto) empiezo las clases de Santé et Sécurité du Travail (Salud y Seguridad Laboral) en la universidad.
No, no es la carrera de medicina que empieza de cero, no. A decir verdad, me cansé de esperar y me harté de la idea de deber rehacer toda la residencia médica a esta altura de mi vida. No soy de las que tiran la toalla y en general, soy de las que ve el vaso medio lleno siempre, pero tambien soy capaz de ver que un vaso medio lleno está, efectivamente, solo a la mitad. Así que tras mucho meditar, pelear conmigo misma y con mis “demonios”, decidí que si pude cambiar de pais, de casa, de trabajo, de idioma, de clima, de hemisferio, de costumbres… por qué no cambiar de área laboral? Despues de todo, en mi pais hacía salud pública, que no es exactamente igual, pero cuyos conocimientos me seran muy útiles en esta nueva etapa. Entenderán que éste es un muy, pero MUY breve resumen de meses de acontecimientos de diversa índole e intensidad, pero bueno, el resultado es que me siento liberada de una tonelada de pesares. Significa ésto el epílogo de mi historia de validación? Aun no lo sé… continuará?…
Por otro lado, la familia va muy bien, aun esperando los exámenes para adquirir la ciudadanía canadiense. Planeamos ir de visita a nuestro pais por primera vez en estos casi cinco años de ausencia, bueno, cuatro años y medio, bah… Ya les contaré como vivimos el reencuentro, los nuevos encuentros y los cambios que encontraremos.
Y las chicas? Bien, gracias! Andy fue aceptada en el Cegep, comienza la educación terciaria también en agosto. Mi bebé se hace adulta! Ella está tan ansiosa como nosotros mismos. Por suerte, estas cosas ocurren con una hija a la vez, mi corazón no soportaría que mis tres bebés se vuelvan adultas al mismo tiempo.
En fin, bien y mejorando, como siempre. Gracias por sus mensajes! Hacen bien al corazoncito 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *